.
Somos tesoroSomos Tesoro

Oro o basura

Martha tiene sus manos llenas de callosidades y cicatrices. Es la chatarrera de Segovia. La mitad de sus cincuenta años de vida los ha pasado recogiendo la basura que los mineros desechan después de haber sacado casi hasta la última piedra de material valioso. Para Martha, sin embargo, esa basura significa una mina de oro. El chatarreo, una actividad minera que se ha generado en Segovia, que consiste en escoger a ojo el mineral que queda de los sobrantes y que no les sirve a los mineros por no ser un material puro.
Las chatarreras arman un cambuche con plástico para protegerse del sol y de la lluvia en un lugar apartado de la mina. Martha siempre está presta a cambiar de sitio cada dos o tres años para ir buscando mejores oportunidades en otras minas. La labor la realizan sentadas y algunas de pie, pero sin el permiso del dueño de la mina es tiempo perdido hacerlo.
En Segovia hay más de 200 minas de veta, las cuales son el pilar de la economía local y generan empleo a más del 70% de la población trabajadora. Los dueños de las minas les dan permiso a las más de 500 chatarreras para que puedan llevar a cabo esta actividad, algunos no solo les dan el permiso si no que les adecuan un espacio para que ellas puedan desarrollar su labor.
Después de escoger el mineral empieza un nuevo proceso en el que Martha se ha vuelto experta con el pasar de los años, después de seleccionar las piedras con martillo en mano se dispone a triturarla hasta volverla arena, cada fin de semana lleva todo lo que ha recogido a un lugar donde procesan todo el material y sacan el oro, generalmente se sacan entre uno a tres gramos de oro, es de esta manera que ella obtiene el sustento para su familia, representados en unos cien mil pesos si le va bien en una semana.

Cuando empezó como chatarrera vivía sola con sus dos hijas y su día normalmente comenzaba a las 5 de la mañana, para poder despachar a sus hijas para el colegio y llegar a tiempo a su trabajo, ya que a las 12 del día que sus hijas regresaban del colegio, ella tenía que estar en casa, en la actualidad con sus 50 años de edad Martha continua con esta rutina, pero ahora lo hace para despachar a su nieto para el colegio.

 

Autor: Andrés Bravo Cano, coordinador local de la Alianza por la Minería Responsable y el proyecto Somos Tesoro en el Nordeste antioqueño. Este artículo fue pubicado originalmente en Las 2 Orillas el 28 de noviembre de 2014.

Somos TesoroSomos TesoroSomos Tesoro 

Más artículosVer todos

FOTO.png

Reportaje

sin contaminar, sí es posible

ampliar
PROFE_Mesa_de_trabajo_11.png

Reportaje

Con Pázalobien, los docentes enseñan mejor

ampliar
A_PIE_Y_EN_BICI_SIN_LOGO_Mesa_de_trabajo_1.png

Cronica

Jóvenes animan la cultura y el deporte

ampliar