.
Somos tesoroSomos Tesoro

Docentes construyen cultura de paz

PUBLICADO EL 27 DE ABRIL DE 2016

Somos TesoroUn niño que descubra sus habilidades para la vida, un joven líder de cambio que transforme su comunidad, un docente moldeador de enseñanzas de vida, son los sueños de la Fundación Mi Sangre por alcanzar en este camino llamado Somos Tesoro.

Y para ello nos apoyamos en los docentes, eje fundamental para la formación de niñas, niños y jóvenes como líderes de sus entornos, a través de la réplica de la metodología PAZalobien en sus aulas de clase.

Los maestros, los primeros guías en la vida de muchos menores vinculados al proyecto Somos Tesoro, no solo enseñan sus lecciones cotidianas. Son seres apasionados por el cambio social y buscan implementar nuevas formas de educación para ser partícipes en el fortalecimiento y transformación de sus alumnos.

El Bagre, Zaragoza, Remedios y Segovia, en Antioquia, y Sogamoso, Tópaga, Gámeza y Mongua en Boyacá, son los lugares donde se está gestando un cambio en la educación por medio del arte y la lúdica: están naciendo constructores de Paz.

“Entendí lo importante que es ponerse en el lugar de los niños y niñas a los que oriento”

Cindy Astrid Dávila Barrera es docente de los grados Cuarto y Quinto en la Institución Educativa Rafael Gutiérrez Girardot del municipio de Sogamoso, Boyacá, y participa de Somos Tesoro. Está convencida de que esta experiencia le ha dejado aprendizajes significativos, en particular, la manera como el arte y la lúdica permiten a los niños ser más receptivos y fomentar valores y habilidades para la vida. Estas herramientas incentivan también sus capacidades de afrontar los desafíos de la vida diaria y contribuir a la construcción de sociedades más justas y solidarias.

“Como persona y maestra me siento muy a gusto en todo el proceso –afirma Cindy-, ya que pude ponerme en el lugar de mis niños y sentir y vivir experiencias con actividades llenas de energía y dinamismo que verdaderamente generan conexión y reflexión entre docentes y alumnos. En este proceso pensamos juntos cómo se desarrolla el día a día, por qué se actúa de determinada manera o se toman ciertas decisiones y cómo se podría mejorar lo que pasa si me pongo en el lugar del otro”.

Somos TesoroAl preguntarle si estos aprendizajes contribuyen a que los niños entiendan por qué no deben trabajar, Cindy afirmó con una expresión de seguridad en su rostro: “Claro que funciona y esto se nota en el cambio de comportamiento de los niños y sobre todo en el manejo de sus emociones. Ahora son conscientes de la importancia de estudiar y quieren tener un futuro mejor con historias diferentes a las de muchos adultos de su región”.

Finalmente nuestra docente boyacense siente que con su labor ella contribuye a la construcción de paz en Colombia. Piensa que mientras sigamos aportando granitos de arena, siendo más tolerantes, amables, justos, solidarios, agradecidos, honestos y generosos, podremos transformar vidas, hogares, instituciones educativas, comunidades y a nuestro país. Eso es crear una cultura de PAZ.“El colegio, la familia y el barrio son espacios muy importantes para que los niños y jóvenes mejoren su calidad de vida, por eso hay que seguir orientándolos a ellos y a los padres de familia, ya que es la única forma para que ellos eviten el trabajo desde una edad temprana”, continúa.En el proyecto Somos Tesoro le apostamos a que los niños y jóvenes fomenten sus capacidades y habilidades para que vivan su infancia rodeados de colores, juegos, risas y enseñanzas. Es una manera de prevenir el trabajo infantil.
Cindy Astrid Dávila, docente de Sogamoso  

Escrito por Equipo de Comunicaciones, Fundación Mi Sangre.


Somos TesoroSomos TesoroSomos Tesoro 


Más artículosVer todos

FOTO.png

Reportaje

sin contaminar, sí es posible

ampliar
PROFE_Mesa_de_trabajo_11.png

Reportaje

Con Pázalobien, los docentes enseñan mejor

ampliar
A_PIE_Y_EN_BICI_SIN_LOGO_Mesa_de_trabajo_1.png

Cronica

Jóvenes animan la cultura y el deporte

ampliar