.
Somos tesoroSomos Tesoro

La zona rural, desafío para erradicar el trabajo infantil

Claudia RobayoSi bien Colombia y los países latinoamericanos han avanzado y creado lecciones aprendidas que permiten avanzar en la reducción del trabajo infantil, se ha comprendido que erradicar el trabajo infantil es más difícil en la zona rural. Así lo afirmó Italo Cardona, representante de la Organización Internacional del Trabajo-OIT en el Foro Internacional de Buenas prácticas para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección al Adolescente Trabajador en la Ruralidad, celebrado el 2 y 3 de noviembre en Bogotá.

En este evento, organizado por el Ministerio del Trabajo y la OIT en alianza con Fondo Acción, el proyecto Somos Tesoro y Unicef, Cardona agregó que la justicia social no puede existir mientras haya formas inaceptables de trabajo, y más de un millón de niños en América Latina trabaja en actividades inaceptables para su edad.

La viceministra de Relaciones Laborales e Inspección, del Ministerio del Trabajo, Mariella Barragán, afirmó que el trabajo infantil en Colombia ha disminuido de un 10.2% en 2012 a 9.1% en el último trimestre de 2015, y que la meta del Estado colombiano es reducir el trabajo infantil a 7,9% en 2018.

Ricardo VillaEste panorama es más crítico en la zona rural, lo que preocupa a las entidades y organizaciones presentes. Ricardo Villa, director de Derechos Fundamentales del Ministerio del Trabajo presentó las cifras de trabajo infantil para el campo, que asciende al 15,6%, y afirmó que es necesario reducir este flagelo para alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio a 2025. Los sectores económicos con mayor presencia de trabajo infantil en el país son el comercio, manufacturas, transporte, servicios y agricultura.

La preocupación por el trabajo infantil en el campo también fue expresada por Andrés Felipe García, asesor presidencial para la Sociedad de Agricultores de Colombia, quien resaltó la importancia de considerar el trabajo infantil en la ruralidad dispersa, donde el número de niños y niñas que trabaja es aún mayor. Mencionó también líneas de acción en las cuales es preciso intervenir para reducir el trabajo infantil, como la generación de ingresos rurales, la cualificación de la educación y la provisión adecuada de bienes públicos para la ruralidad, especialmente para la ruralidad dispersa.

Patricia EscuderoLa problemática del trabajo infantil en la zona rural está ligada a la informalidad laboral, que en el campo es del 83%, mientras en el resto del país es del 64%, expuso Ricardo Villa. Para cerrar la brecha entre el campo y la ciudad y reducir el trabajo infantil rural, es necesario “generar igualdad de oportunidades, que aumenten el acceso de las personas al trabajo decente en la ruralidad”, dijo, sin olvidar “los factores culturales, que se suman a la pobreza, la exclusión, la discriminación, la violencia intrafamiliar y las necesidades básicas insatisfechas, principales causas del trabajo infantil”.

Estos aspectos son la base de la planeación de la Subcomisión para la Formalización Laboral Rural, y de iniciativas como el Memorando de Entendimiento para la formalización laboral en el campo, firmado con Guatemala durante este encuentro.

La voz de los niños y niñas


Maria Camila GuerreroEn medio de las voces especializadas, llegó del Cauca María Camila Guerrero, consejera juvenil del ICBF. En representación de los niños, niñas y adolescentes, expresó su clamor para que “los niños no trabajen, y se dediquen a jugar, aprender y soñar”. Junto a ella, Diana Sáenz, del ICBF, presentó las nueve líneas de acción en trabajo infantil que adelanta el ICBF, entidad que ha iniciado 3.580 procesos para el restablecimiento de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

pp_4_300_03Una de sus grandes preocupaciones es que el trabajo infantil abre la puerta de entrada para muchos de los riesgos de los menores de edad: “Cuando vemos un niño en la calle, en situación de mendicidad, generalmente no está solamente en trabajo infantil. Generalmente hay también consumo de sustancias psicoactivas, explotación sexual comercial y una cantidad de derechos vulnerados”.

Las centrales de trabajadores también expusieron sus informes y preocupaciones. Entre ellas, Ligia Inés Álzate, encargada de Educación en la Central Unitaria de Trabajadores-CUT, reveló que han observado el crecimiento del trabajo infantil en el sector del cuidado y el trabajo doméstico, como consecuencia de que “los adultos salen a trabajar”, y se recarga en los menores de edad la atención de los oficios caseros.

Todas estas intervenciones serán compiladas por la OIT, y servirán de base para orientar la intervención del país en la reducción del trabajo infantil en el área rural.

Escrito por: Astrid Elena Villegas.

Somos TesoroSomos TesoroSomos Tesoro 

Más artículosVer todos

FOTO.png

Reportaje

sin contaminar, sí es posible

ampliar
PROFE_Mesa_de_trabajo_11.png

Reportaje

Con Pázalobien, los docentes enseñan mejor

ampliar
A_PIE_Y_EN_BICI_SIN_LOGO_Mesa_de_trabajo_1.png

Cronica

Jóvenes animan la cultura y el deporte

ampliar